Secretos y sabores de la cocina turca

Cocina turca

Al sentarse a la mesa de un restaurante de Turquía lo mejor será conocer algo de la gastronomía local para así disfrutar de los platos típicos y las delicias locales.

Para comenzar, es hora de repasar algunas pequeñas cuestiones que serán de gran ayuda al buscar el establecimiento perfecto. Los Meyhane o Ocakbasi son los restaurantes típicos de Turquía, allí donde se consumen los platos más tradicionales, se sirven los «meze» -es decir los entremeses- y se cena con raki. Es común que en estos lugares abunden los platos con carne asada y algunos con pescado a la plancha.

Por otra parte están los Lokanata, en donde se sirve comida casera. En algunos de ellos la comida es muy buena pues tienen el sabor de lo hecho en casa y además tienen la ventaja de que son restaurantes baratos. Por lo general, la comida está exhibida por lo que es posible entrar, mirar las opciones y sentarnos a la mesa sólo si encontramos un plato atractivo. Por último, están los restaurantes vegetarianos, conocidos como «Vegeteryan«.

Antes de sentarte a comer, además debes saber algunos conceptos básicos de la gastronomía turca. Por ejemplo: «Dolma«. Con ese nombre se designa a unos bocadillos que llevan diferentes tipos de relleno. Ese es el nombre genérico para todos ellos aunque, al igual que sucede en casi todos los países, varían los productos ya sea que se trate de Dolmas de hojas de parra -los más comunes- o bien de  pimientos, tomates, berenjenas, acelga, calabacín, col blanco, y colinabo. El relleno más común es de una mezcla de arroz, carne, cebollas y especias.

La carne asada típica que se cocina sobre un torno vertical que gira junto al fuego es conocida con el nombre de Doner Kebap aunque en muchas partes del mundo es conocida como «kebap» a secas.

En la costa del Egeo un plato típico son los mejillones fritos rellenos con arroz.  También puedes probarlos en el mercado del pescado de Estambul que se encuentra sobre la calle Taksim.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Gastronomía



Deja tu comentario