Compras en Turquía: las ciudades de la seda

Mercado de seda en Turquia

Comprar en Turquía es una actividad de gran interés pues muchos de los productos tradicionales nos hablan de la idiosincrasia de su pueblo. Pero eso no es todo, gran parte de los productos se consiguen en viejos bazares, mercados persas y antiguos barrios que invitan a un recorrido.

Los productos más típicos de Turquía son las alfombras, las antigüedades, los objetos de cerámica y las joyas, entre otros. En algunos lugares del país, también abundan los objetos de productos de seda, como es el caso de Bursa, el gran centro histórico de intercambio de seda del país.

Esta ciudad está cuarta en orden de importancia de Turquía y fue la primera capital del Imperio Romano. Se encuentra situada en la región de Mármara, a poco más de 100 kilómetros de Estambul.

Conocido como el Mercado de la Seda, en Koza Han los gusanos son llevados cada mes de mayo, luego de ser cuidados con esmero en diferentes rincones de Bursa. Los habitantes de Bursa dedicados a la seda compran los gusanos en el mes de abril y los alimentan con hojas de mora para que se reproduzcan.

Cuando llega mayo concurren al mercado de Koza Han a vender los capullos a buen precio. La seda luego es utilizada para elaborar diferentes prendas de vestir que finalmente son vendidas en el Kapali Çarsi o mercado cubierto de Bursa así como en otras tiendas y mercados de Turquía. Si bien Koza Han invita a una excursión de gran interés turístico tanto para comprar productos a base de seda como para disfrutar del folclore local en muchos lugares de Bursa es posible encontrar estos productos, con una impresionante variedad de opciones.

Otra ciudad en donde es posible conseguir productos de seda es Harbiye, la antigua Daphne, situada cerca de Antakya, al oeste de la costa mediterránea de Turquía. Es un tradicional centro de intercambio de seda debido a su ubicación estratégica en la histórica Ruta de la Seda. En Daphne crecían los árboles de moras que alimentaban a los gusanos de seda. En tiempos romanos, esta villa era un importante resort para los más poderosos y es por eso que allí descansaban numerosas villas con hermosos mosaicos, muchos de ellos hoy exhibidos en el Museo Arqueológico Hatay de Antakya.

En la actualidad, Harbiye es una ciudad moderna que aún conserva un valle arbolado y bonito, con numerosas cascadas, casas de té situadas en medio de jardines y restaurantes.

Foto Vía: Terry Abram´s blog

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Información General



Deja tu comentario