El Mercado de Koza Han en Bursa

Mercado Koza han

Si bien Bursa no tiene el atractivo de ese gran imán de Turquía llamado Estambul, es la cuarta ciudad en orden de importancia y la primera capital del Imperio Romano. Situada a unos 100 kilómetros de la capital turca, esta ciudad se encuentra en la región de Mármara y tiene muchos lugares bonitos que merece la pena visitar.

La historia política y social se devela en el Mausoleo Verde, donde está enterrado el sultán Mehmet I; sus numerosas mezquitas o el cementerio Muradiye, entre otros. El Mercado de Koza Han es otro de los lugares visitados por los turistas.

Este lugar también es conocido como el Mercado de la Seda y se encuentra en el Mercado Cubierto, donde comparte espacio con el Mercado de las Antigüedades o Bedesten. Si bien no tiene el atractivo del Gran Bazar de Estambul o algunos otros bazares de la capital turca es un mercado realmente bonito que refleja la cultura y las tradiciones de la zona. Incluso hay quienes consideran que este mercado es más interesante que los otros por ser más tranquilo, lo que permite disfrutar de los puestos y de los objetos que allí se venden.

El Mercado de Koza Han es la gran perla de Bursa, un lugar que ha logrado sobrevivir en el tiempo gracias a su poder de adaptación. Si en un comienzo fue creado para intercambiar la seda hoy es un lugar dedicado al turismo en donde es posible saborear el tradicional té turco aunque los vendedores aún se amontonan en el patio central para vender sus gusanos o bien para ofrecer sus capullos de seda.

Haciendo retrospectiva, encontramos que este mercado fue construido en el siglo XIV aunque un terremoto lo destruyó en el año 1855 y fue reconstruido en el siglo XIX. En él descansaban numerosos puestos dedicados a rubros diversos, muchos de ellos de vendedores de otros países. Durante los siglos XIX y XX también supo ser un importante centro de seguros y negocios, y varias oficinas de abogados se sumaron en el piso superior.

El edificio tiene dos plantas y el centro de la escena ocurre en el patio interior, en donde se realiza la venta de gusanos para la agricultura. Las tiendas se acomodan en las dos plantas mientras que la venta de capullos de seda también transcurre en el patio y comienza un mes más tarde que la venta de gusanos. Durante siglos, la seda fue el material con el que se fabricaba la ropa y si bien hoy el universo textil se ha expandido en este mercado aún es posible encontrar una selección de sedas increíble.

Foto Vía: Panoramio

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Bursa



Deja tu comentario