La acrópolis de Pérgamo

Pérgamo

Pérgamo ocupa el territorio de lo que fuera la antigua Bergama, uno de los grandes centros culturales, científicos y artísticos de la región. En el año 334 a. C., la ciudad pasó a manos del Imperio Romano pero con la llegada del cristianismo perdió importancia política aunque no dejó de ser un importante centro cultural.

Quizá sea en sus yacimientos arqueológicos donde es posible palpar de cerca el espíritu de la vieja Pérgamo.

Allí se encuentra la Acrópolis, el centro administrativo de lo que fuera Bergama. La misma está situada en un lugar estratégico, en la cima de una colina, y en ella se pueden encontrar los restos de varios edificios como es el caso de sus templos, teatros, las cisternas, el arsenal o las murallas.

Al noroeste de la Ciudad Inferior se encuentra el antiguo hospital dedicado a Esculapio, el dios de la medicina. El lugar fue pensado por Galeno en el siglo IV a. C, uno de los fundadores de la medicina moderna. Muy cerca de allí descansan algunas de las bibliotecas más importantes del mundo antiguo. Este lugar es muy especial teniendo en cuenta que la biblioteca de Pérgamo logró sumar más de 200.000 rollos de pergaminos en su esplendor.

El paseo también permite conocer grandes espacios de la Acrópolis como la fuente sagrada, las letrinas, el túnel de la psicoterapia, y los templos de Zeus, Atenea, Deméter, Trajano y Esculapio. También los restos de una arteria en donde descansaban numerosos comercios. El Altar de Zeus también merece la atención por su belleza y estilo, lo mismo sucede con Heroon, el lugar donde se rendía homenaje a los reyes de la ciudad. En el caso del Templo de Trajano, la construcción se completa con la Plaza Sagrada, que está a pocos metros.

El gimnasio de la Acrópolis está junto al Templo de Démeter –de estilo dórico y corintio- y es la construcción de mayor tamaño de la Acrópolis. Sin embargo, compite cuerpo a cuerpo con el Patio Rojo, otro templo que fue grandilocuente pues fue construido con ladrillos de barro cocido.

Foto Vía: Dinocefalo

Imprimir

Categorias: Pergamo



Deja tu comentario