La antigua ciudad de Perge, al sur de Turquía

Perge

Perge es una ciudad que se encuentra a orillas del mar Mediterráneo, a tan sólo 17 kilómetros de Antalya. Lejos del protagonismo de Estambul, esta pequeña localidad ha sabido como coexistir gracias a su atractivo entorno combinado con una rica herencia cultural.

Durante largos años se creyó que Perge había sido fundada por tres veteranos guerreros de la Guerra de Troya pero cuando se encontró una tableta hitita en Boğazköy se supo que la historia de la ciudad es mucho más antigua. Allí se menciona a la localidad aunque con el nombre de “Parha”. Además hay que sumar una moneda encontrada en el mismo lugar que tiene escrito el nombre de la diosa protectora de la ciudad.

Las regiones de la zona fueron habitadas por los arcadios y por los helenos. En el año 333 a.C. Perge fue conquistada por Alejandro Mgno. Luego fue dominada por los Selucos hasta que en el siglo II llegaron los romanos y en el siglo IV se convirtió al cristianismo. En 1391, pasó a formar parte del Imperio Otomano.

Huella de aquéllos años y las diversas culturas son las dos partes que conforman la ciudad. Por un lado la Acrópolis o Ciudad Alta, que es la parte más antigua de la ciudad y se encuentra a unos cincuenta metros de altura, y por el otro la Ciudad Baja, que tiene forma de cruz, siguiendo el esquema del arquitecto Hipódamos, y en la que todavía se pueden divisar los restos de las tres puertas de acceso a la ciudad: la Puerta Romana, la Puerta Helenística y el Arco del Triunfo.

Uno de los lugares más emblemáticos de Perge es el antiguo Teatro, que entonces contaba con más de quince mil plazas y dos plantas. Una visita al Estadio permite apreciar su disposición con sus doce mil asientos en las gradas orientales y treinta cuartos, con puertas que permitían el acceso a los espectadores.

Otros grandes monumentos de Perge son el Estadio que es de la misma época que el teatro, un ágora, una fuente monumental, los Baños Romanos y la Calle Principal, en donde aún es posible apreciar los restos de la vieja ciudad.

Hoy en día lo que los arqueólogos turcos siguen buscando son los restos del antiguo Santuario de Artemisa Perge, del que solo se tiene constancia a través de ciertos escritos, que hablaban de toda una maravilla de la arquitectura. No sé si llegarán a encontrarlo, pero lo que está claro es que, sólo por los monumentos y yacimientos citados, Perge merece la pena una visita detallada.

Foto Vía: Da tu opinión

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Antalya



Deja tu comentario