Las ruinas de Assos

Assos

Assos es uno de esos lugares dignos de una visita. El clima es ideal, con cuatro estaciones bien diferenciadas que permiten apreciar bajo una óptica diferente el paisaje y la belleza de su entorno. Tranquila y virgen, esta localidad está situada al noroeste del país, a unos 100 km. al sur de Canakkale, y tiene la virtud de combinar el aire libre con una  rica historia.

La arquitectura del lugar permite conocer parte de ese pasado, con vestigios griegos y medievales como es el caso del Templo de Atenea, construido en la cima de la parte más alta de Behramkale, uno de los centros arqueológicos más antiguos de la región y el nombre actual con el que también se conoce a Assos.

Lo curioso es que lugares históricos como éste se encuentran a escasa distancia de hermosas playas de arena clara conformando así un conjunto único. Assos fue uno de los grandes centros de enseñanza de la antigüedad, el lugar donde, entre muchos otros, estudió el gran Aristóteles. Años más tarde fue invitado a enseñar allí mismo. Y fue en Assos donde el discípulo de Platón se casó y fundó una escuela filosófica.

Hablábamos del Templo de Atenea. Ésta construcción es una de las más importantes de Behramkale junto a los baños, el anfiteatro antiguo y el gimnasio. Las ruinas conforman uno de los paseos más atractivos del lugar y así es como despiertan la curiosidad del turista. El centro arqueológico está situado a la orilla del Mar Egeo, frente a isla griega de Lesbos, y su historia nace con el reinado del rey hitita Tutalia IV, que vivió allí en el siglo XIII a. C.

El Templo de Atenea es de estilo dórico y los expertos aseguran que desde allí se aprecian los mejores amaneceres de Turquía, con la luz del sol reflejándose en las columnas. Esta acrópolis también guarda los restos de las viejas Murallas y parte del puerto. El mencionado teatro, el gimnasio y las ágoras se encuentran en una serie de terrazas que bajan hacia el mar.

Behramkale está a 238 metros sobre el nivel del mar y en su esquina norte, descansa la Mezquita, el Puente y la Fortaleza, obras que fueron construidas por el sultán Mural I en el siglo XIV.

Foto Vía: TravelLinkTurkey

Imprimir

Categorias: Antiguas ciudades



Deja tu comentario