Gure, famoso paseo marítimo y termal en el Egeo

Gure

Gure es una notable localidad turística en la carretera entre Altinoluk y Akcay: montaña, mar y aguas termales, uno de los pocos lugares donde puede encontrarse esta encantadora combinación. Custodiada por las montañas Ida, cerca del Golfo de Edremit, Gure se enorgullece de su aire muy limpio y su antigua historia.

Estamos en la antigua Astyra, descrita por el geógrafo Estrabón, que atrae el interés de arqueólogos y científicos. Fue un asentamiento con un área sagrada dedicada a la diosa Artemisa; una leyenda hablaba de una fuente de agua, y en el año 2007 se descubrieron las estructuras de unos antiguos baños. Se excavó hasta 1 Km. de distancia de la iglesia y se encontraron piezas muy interesantes como una moneda de Afrodita.

Cerca del cementerio también se encontraron algunos vestigios de una necrópolis, columnas dóricas talladas en mármol y un sarcófago de piedra pórfido. En el actual pueblo de Kavurmacılar se hallaron cerámicas y restos de una mansión de ladrillos. Hoy en día, una escultura de Artemisa recibe a los visitantes en la carretera que conduce a Canakkale. Fue construida por la Municipalidad de Canakkale y transmite una primera impresión sobre la antigua historia de la región.

Gure, con su belleza natural, es también la cuna de uno de los más deliciosos aceites de oliva del mundo. Los suelos y el clima permiten el desarrollo de un fruto de baja acidez, perfumado y con un sabor diferente. El valioso aceite de oliva es una de las principales fuentes de ingresos de los habitantes de Gure. El olivar más antiguo e importante abarca 15.000 árboles y el aceite se obtiene por el método de presión acuosa. También se elaboran jabones de aceite de oliva.

Si la idea es quedarse, encontrarán una amplia oferta de alojamiento en hoteles y casas rurales o de montaña, ideales para pasar un día a solas con la naturaleza, y disfrutar después de la excelente gastronomía del mar Egeo, preparada con el pescado comprado por las mañanas en el muelle directamente de las pequeñas embarcaciones de pesca artesanal.

Si prefieren algo más movido, la bahía de Edremit es uno de los centros de entretenimiento más populares. Cuenta con clubes y opciones para el turismo recreativo, y en las cálidas noches de verano hay música en vivo en los bares y discotecas.

Párrafo aparte para el paraíso termal: sus fuentes de agua caliente ofrecen curación a la Humanidad desde hace miles de años, y han otorgado a Gure una reputación envidiable, con instalaciones que rivalizan con las mejores de Europa.

Foto: vía Municipalidad de Gure

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Pequeños pueblos de Turquía



Deja tu comentario