Anamur, la capital de las fresas turcas

Castillo de Anamur

Al este de Alanya se encuentra la bella provincia de Mersin, con sus costas bañadas por el Mar Mediterráneo. Es un lugar de espectacular belleza; llegando desde Alanya por carretera el paisaje cambiante sorprende con sus acantilados, pequeñas calas escondidas, terrazas que parecen colgar sobre el vacío.

Llegaremos hasta el delta del río Anamur; aquí la costa forma un cabo donde se encuentra la ciudad costera del mismo nombre, la antigua Anamurimum, con sus hermosas playas y la magnífica fortaleza que la ha hecho famosa.

Interesará al visitante saber que Anamur es el punto más meridional de Turquía; su población se dedica principalmente a la agricultura, y en especial al cultivo de plátanos, cacahuetes y fresas; de hecho, casi la mitad de las fresas de Turquía provienen de Anamur. Su nombre es una deformación del griego Anemourion que significa “lugar de los vientos”.

Sin embargo la ciudad fue fundada por los fenicios, y fue un reino independiente que se extendía hasta Afyon, en Anatolia. Si algo les resulta familiar, es porque estas costas fueron el famoso regalo de bodas de Marco Antonio a Cleopatra.

Su clima cálido ayuda a la producción de frutos tropicales como papaya, piña o aguacate y otros impensados en esta parte del mundo. Es un lugar prácticamente alejado de las rutas turísticas tradicionales ya que no es muy fácil llegar; si lo hacen se verán recompensados con muchas oportunidades para el descanso, el ocio y el esparcimiento.

Sus playas son largas y el mar es limpio; el pueblo es tranquilo. Su principal balneario es Anamur Iskele, frecuentado por muchos turistas del centro de Europa; si la idea es quedarse, encontrarán varios hoteles pequeños y pintorescos. Estas playas son elegidas por la tortuga Caretta caretta, y en las rocas viven colonias de la foca monje del Mediterráneo, ambas especies protegidas.

No deben dejar de visitar Mamure, el antiguo castillo de los Cruzados. Está bien conservado y se encuentra a 7 Km. al sudeste de la ciudad. Se levantó sobre una fortaleza romana de los siglos III o IV. Cuenta con tres patios y 39 torres, rodeado por un foso. En un patio hay una antigua mezquita con un minarete que todavía está abierta para la oración.

Para llegar deben tomar la sinuosa carretera costera D400; si prefieren el autobús deben abordarlo en Mersin o Antalya y el viaje toma 5 horas. Aunque está cerca del Aeropuerto de Gazipasa de Alanya, los vientos hacen peligrosos los despegues o aterrizajes. Todos los días hay varios cruces a Girne; el ferry rápido toma 2.5 horas de travesía. Si el día está claro podrán ver la silueta de Chipre, a sólo 40 millas de Anamur.

Foto: vía Wikipedia

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Pequeños pueblos de Turquía



Deja tu comentario