Ordu, una capital del Mar Negro

Ciudad de Ordu

Ordu es la orgullosa capital de la provincia del mismo nombre, una de las más bellas de Turquía en la que, se dice, se pueden encontrar todos los colores de la naturaleza. Es una ciudad cosmopolita y moderna que sin embargo ha conseguido preservar sus bellezas naturales y su impactante patrimonio cultural.

Según las leyendas, estamos en una antigua ciudad hitita que luego fue ocupada por distintas civilizaciones como los frigios, mil doscientos años antes de nuestra era. También pasaron por aquí los Kimmers, macedonios, el rey persa había Mythridates que se estableció en el Ponto, Roma y Bizancio.

La provincia es custodiada por la montaña Canik y limita con Samsun al oeste, Sivas al sur y Giresun al este. Su hermosa geografía cuenta con impresionantes cañones, rectos y profundos, tallados por las aguas, y pequeñas llanuras cerca de las costas convertidas en fértiles cultivares. De hecho la agricultura se practica aquí desde los tiempos más remotos. Los ríos principales son Turnasuyu, Melet, Civil y Akçaova que desembocan en el Mar Negro.

Hay muchísimo para ver y hacer aquí en Ordu. Comencemos por el antiguo mercado, a 4 Km. de la ciudad, al este de una pequeña mezquita rectangular. La mezquita primitiva, del siglo XII, fue destruida por un terremoto. Luego visitaremos el Museo de Etnografía. Funciona en la impactante mansión Pasaoglu, construida con maderas de Rumania y azulejos traídos de Europa. Fue construida en 1896 y abarca 625 m2 incluidos los hermosos jardines.

Pero la joya más preciada de Ordu es el Castillo Golkoy; es un castillo de una sola puerta, con sus torres en forma cilíndrica y una torre mirador a la izquierda de la entrada. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997. También debemos visitar Boztepe, a 6 Km. de la ciudad por una carretera asfaltada bordeada de restaurantes y hoteles.

La antigua ciudad fue fundada en las laderas de la montaña, a 560 metros de altura, está rodeada de bosques de pino y ofrece bellísimas vistas de la ciudad al atardecer y por la noche.  Otro lugar es la Iglesia Yason, en el cabo Caka; por su ubicación estratégica es una referencia para locales y visitantes. Luce hermosos relieves tallados en piedra color rosa, como dos figuras de animales en la entrada principal. Los marcos de puertas y ventanas de color claro contrastan con la piedra gris oscuro de las paredes.

Ordu es también muy conocida por su arte popular, artesanías y gastronomía. Dentro de los platos locales se destacan las preparaciones con hortalizas, las anchoas (se conocen 40 formas diferentes de cocinarlas) y boquerones fritos, la pastelería y los postres. Pero sin dudas las estrellas gastronómicas de Ordu son las avellanas y la miel, de la que es una gran productora; de hecho, aquí se produce más del 10% de toda la miel de Turquía.

Foto: Municipalidad de Ordu

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Ordu, Playas de Turquía



Deja tu comentario