Dos museos del ferrocarril en Estambul

Sirkeci

Buenas noticias para los entusiastas de los trenes: aquí en Estambul podrán visitar dos museos con impactantes colecciones, el Museo Rahmi M. Koç y el museo de la estación Sirkeci, pequeño y lleno de magia.

El Museo Rahmi M. Koç comenzó funcionando en una antigua fundición otomana y luego se extendió a las instalaciones en desuso de un astillero del siglo XIX, justo enfrente del primer edificio; ambos se hallan en la zona llamada Cuerno de Oro. Es un museo de alta calidad, que alberga una impactante colección de objetos industriales y científicos. En el año 2001 se abrió una nueva ala que alberga piezas únicas ferroviarias, como el vagón del Sultán Abdülaziz, un coche único.

Este museo incluye una exclusiva colección de locomotoras industriales, raros equipos muy difíciles de hallar en otros lugares; de hecho, se cree que son las únicas locomotoras industriales preservadas de Turquía. Todos los equipos están en perfecto estado.

También hay una preciosa colección de máquinas de vapor y motores marinos. Por ejemplo podrán ver un motor que se utilizó en la estación de Sirkeci, una locomotora que perteneció al ferrocarril de Bagdad y una locomotora industrial que se encontraba en un astillero en Ayancik, en las costas del Mar Negro.

Otras perlas del Museo son el vagón de Abdülaziz, construido en 1867 y restaurado a nuevo, que el sultán utilizó durante su viaje por Toulon, París, Londres, Berlín, Viena y Budapest, y un coche original de madera, que perteneció al Tünel, el famoso metro de Galata. Fue construido en 1875 ¡y estuvo en funcionamiento casi noventa años!

Interesará al visitante saber que si continúa su viaje hacia Ankara, allí podrá visitar una sucursal de este museo, llamada Çengelhan Rahmi M. Koç; se encuentra a la entrada de la ciudadela histórica y tiene una sección sobre ferrocarriles. Pero mientras estemos en Estambul, debemos visitar otro museo ferroviario: se encuentra en la Estación Sirkeci, la terminal ferroviaria del lado europeo.

Si algo les resulta familiar, es porque aquí llegó el primer viaje del Expreso de Oriente, que había partido el 4 de octubre de 1883 de la estación Gare de l´Est, en París, y llegó a Sirkeci después de 80 horas de viaje. La estación se construyó en 1873 como un edificio temporal para el ferrocarril que recorría la costa del Mar de Mármara; luego se construyó el definitivo en 1888. Fue diseñada por Jachmund, un arquitecto prusiano enviado por el gobierno alemán. Es uno de los más famosos ejemplos del estilo orientalista europeo, y también fue uno de los más modernos, con iluminación a gas y calefacción.

El Museo se encuentra a la entrada de la plataforma principal y exhibe antiguas fotografías, objetos y medallas, vajilla de plata y otros recuerdos. Lo más interesante es la cabina de una locomotora E8000 con todos sus equipos.

Foto: Fundación Cultural Turca

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Estambul, Museos de Turquia



Deja tu comentario