La cuenca del Kelkit y la agricultura orgánica

Rio Kelkit

Tokat, esta provincia en el centro de Turquía sobre el Mar Negro, es una de las regiones más antiguamente pobladas del mundo. El origen de su nombre es todavía un misterio, y también el de la ciudad de Tokat su capital.

La historia de Tokat está íntimamente relacionada con el agua, como las de todas las ciudades e imperios de la región… o del mundo, y especialmente con el río Kelkit, una de las corrientes más limpias del mundo ya que las aguas de su cuenca jamás han sido contaminadas por ningún tipo de desecho.

El río Kelkit corre entre los valles de las montañas Vavuk Dağları y Çimen Dağı, en sentido sudoeste al noreste, y se extiende desde las tierras altas de las montañas Vavuk hasta las praderas. Los valles en algún punto cerca de Kelkit se transforman en uno solo y dan lugar a una nueva formación, el Valle y paso de Şiran, de empinadas paredes por las que el río Kelkit corre encajonado.

Interesará al visitante saber que el río Kelkit es el antiguo río Lycos, el afluente más largo del Yesilirmak, con 373 Km. de extensión y que a lo largo de su recorrido recibe el aporte de muchos ríos de montaña como Pulur y Sipikör; se encuentra justo entre las montañas costeras y las montañas del interior. Atraviesa 16 ciudades, entre ellas Kelkit, la más importante de la cuenca, para llegar a las planicies de Suşehri, la antigua Dahara de los hititas.

Esta región nos espera con impactantes bellezas naturales y una rica historia; de hecho, las excavaciones arqueológicas han revelado antiguas ciudades en la cuenca del Kelkit y tesoros que incluyen manuscritos, obras de arte, objetos religiosos y armas. Además, el río Kelkit era una importante ruta comercial, ya que ofrecía conexiones con el Mar Negro, el Cáucaso y Oriente Medio; de hecho, estaba entre las principales rutas de caravanas, como lo prueba la antigua ciudad de Satala, de la que se han descubierto 120 casas.

Fue construida en la colina Meseici, a 17 Km. de Kelkit; los principales hallazgos se encuentran en el Museo Arqueológico de Estambul, como el escudo de armas de los legionarios de Apolilinares XV, pues además fue un importante enclave militar. De aquí partían los regimientos que recorrían el Asia Menor y las montañas y llegaban hasta el mar, y las rutas comerciales hasta Irán y Siria.

Hoy en día, la cuenca del Kelkit está lejos de esos fines militares: se ha transformado en una de las principales productoras de agricultura ecológica u orgánica, y de aquí provienen las frutas, lácteos y hortalizas más sanos de Turquía.

Foto: onur6060

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Tokat



Deja tu comentario