Monumentos históricos de Iznik

Puerta de Iznik

En la provincia de Bursa, en el noroeste de Anatolia y con sus costas bañadas por el mar de Mármara, encontramos lugares de impactante belleza natural, como el lago de Iznik.  En sus orillas existe una ciudad desde tiempos inmemoriales: la antigua Bitinia, fundada por Antígono I en el siglo III a.C.   Luego fue llamada Nicea o Niké; en la época romana fue la famosa Antigonia, próspera y de rica cultura.

A partir del siglo XIV se convirtió en un centro del arte en azulejos de fama mundial.  Las excavaciones realizadas revelaron impactantes detalles acerca de los tipos de hornos y técnicas, que se habían mantenido en secreto durante siglos, y también los materiales utilizados.

Pero no todo es azulejos y cerámicas en Iznik: esta ciudad fue capital de cuatro imperios, muy importante para el cristianismo ya que allí se realizaron dos importantes concilios que dictaron las leyes que llevan el nombre de la ciudad.

La ciudad está rodeada por una muralla pentagonal de 4970 metros de largo; su construcción comenzó en la época helenística. Tenía cuatro puertas principales, dos de las cuales, Lefke y Constantinopla, aún permanecen.

Para desentrañar todos los secretos de Iznik lo mejor es visitar su Museo Hatun Nilüfer, un bello ejemplo de la arquitectura otomana del siglo XIV. El edificio fue construido por Murat I en memoria de su madre Nilüfer Hatun, con un imaret que servía sopa a los pobres todos los días. Es el primer edificio otomano en forma de T y fue asignado al Museo en 1960. Aquí se pueden ver obras de arte de los períodos romano, bizantino y otomano y también los llamativos hallazgos relacionados con la industria del azulejo.

Saliendo de la ciudad encontraremos unos impactantes túmulos y tumbas excavados en la roca, como la Roca Bereber, del siglo II, al oeste de la ciudad, sembrada de antiguas tumbas del período helenístico. Una tumba monumental es la llamada Bestas, en el antiguo camino hacia Roma, conocida también como el Obelisco o Nişantaşı. Se cree que aquí descansan los restos de C. Casio, del siglo I; la tumba estuvo coronada por un águila o una estatua de Niké, la diosa de la Victoria.

En Elbeyli se encuentra la tumba subterránea de Hipoge, de los siglos IV ó V. El techo y las paredes están decorados con frescos de colores, típicos de los primeros tiempos del cristianismo, y alberga tres tumbas. Aquí también, en el cementerio municipal, hay dos tumbas monumentales. La primera está cerca de la carretera; consta de una sala rectangular y un dromos o pasaje estrecho de la sala a la sepultura, y dos klines o asientos de piedra uno a cada lado. La otra tumba es una sala de mármol recubierta de piedra y madera.

Foto: Olivier Vuigner

Imprimir

Categorias: Anatolia



Deja tu comentario