El Museo Arqueológico de Hierapolis, en Pamukkale

Museo Arqueologico de Hierapolis

Hierápolis fue una ciudad ubicada a 20 Km. al norte de la actual Denizli. Fue llamada “Ciudad Sagrada” por sus templos y edificios religiosos. Aunque no hay muchas referencias a la ciudad, se cree que fue fundada en el año 190 antes de nuestra era por el rey de Pérgamo, Eumenes II, pero fue completamente destruida por el terremoto del año 60.

Dedicada a la diosa Hera, fue reconstruida como una ciudad romana. Los exploradores podrán descubrir entre las ruinas la calle principal, bordeada de columnas, y las viviendas fuera de la muralla. La puerta Norte se halla muy bien conservada, con sus dos torres redondas e inscripciones en griego y latín en honor del emperador Domiciano, por eso es conocida también como Puerta Domiciana. Otras instalaciones para explorar son el gimnasio y el Templo de Apolo ubicado en una cueva, que es el centro religioso más antiguo de la región donde se cree que Apolo se reunió con su madre, Kybele.

También hay restos de la época medieval, como la fortaleza y las murallas, y un impactante teatro de estilo griego a 91 metros de altura; una catedral del siglo VI ó VII y varias necrópolis que se extienden a lo largo de las carreteras que conectan con Colosas al sur y Trípoli al norte.

Uno de los edificios más grandes fue el Complejo de Baños, donde desde 1984 funciona el Museo de Arqueología que hoy vamos a recorrer. Las ruinas de los Baños son impresionantes, con sus paredes cubiertas de mármol y las grandes salas reservadas para el Emperador y las celebraciones.

Este museo alberga obras de arte procedentes de las excavaciones y bellos ejemplos de artesanías de la Edad del Bronce, y artefactos hallados en Caria, Pisidia y Lydia. Funciona en un área restaurada donde en la antigüedad funcionaron la biblioteca y el gimnasio, mientras que también hay piezas de piedra en el jardín.

La exposición se organiza en tres salas. La Sala A contiene los hallazgos de las excavaciones de Hierápolis y Laodicea, como pedestales, columnas e inscripciones, estatuas completas dedicadas a diversos dioses y representaciones de la vida cotidiana en las tumbas familiares, así como impresionantes sarcófagos de tierra cocida, uno de los cuales se encuentra entre las más valiosas piezas de esta sala.

En la Sala B se exhiben piezas pequeñas de cuatro mil años de civilización, como ídolos, cuencos, tazas y otros artefactos de piedra. También hay vasos de vidrio, collares, joyas ornamentadas con piedras preciosas y lámparas de barro. Una de las colecciones más impactantes es la de monedas antiguas, algunas del siglo VI hasta monedas otomanas de oro, plata y bronce.

La sala C está dedicada al teatro de Hierápolis. Se muestran las obras de arte restauradas que se encontraron en el Teatro, como relieves dedicados a Apolo y Artemisa, los placeres de Dionisos y el emperador romano Septimio Severo.

Foto: Gobierno de Pamukkale

Imprimir

Categorias: Hierapolis, Museos de Turquia



Deja tu comentario