Las riquezas históricas de Isparta

Coran

Isparta es una provincia de Turquía en la región del Mediterráneo. Estratégicamente ubicada en la ruta de la seda, punto de encuentro entre las regiones de Anatolia Central, el Egeo y el Mediterráneo, es la antigua Sporda, o la Saparata de los árabes, o, más atrás en el tiempo, la histórica Pisidia.

Las excavaciones arqueológicas revelaron la presencia humana desde el año 35000 antes de nuestra era, y otras exploraciones datan hallazgos del año 10.000 a.C. en lugares como Baladız e İğdecik. Para saberlo todo acerca de la increíble historia de esta región, lo mejor es visitar sus museos como el de Isparta y el de Yalvaç, que hoy les invitamos a conocer.

Museo de Isparta: Fue creado en 1933 y completamente remodelado entre 1999 y 2003.  Sus colecciones se organizan en cuatro salas: Arqueología, Tesoro, Etnografía y la sala de las alfombras. Nos recibe la Sala de Arqueología, con la lápida de Pisidia: sus relieves muestran la figura de un hombre y una mujer que parecen mirar al visitante desde el fondo de la historia.

También se exhiben unas tumbas halladas en la cueva Zindan y objetos como una estatua de la diosa romana Niké, jarras de barro, ídolos, ollas y ornamentos. En la Sala del Tesoro se pueden ver monedas y medallas, las más antiguas son del siglo I a.C. y también hay monedas romanas y de otros imperios, como las monedas otomanas: 374 piezas de oro y 468 de plata.

La sala de etnografía nos habla del estilo de vida y tradiciones de Isparta, como las fiestas de casamiento, la producción de aceite de rosas en la antigüedad, y la vida cotidiana en los siglos XIX y XX. La sala de las alfombras exhibe notables piezas de Uşak, Bergama o Çanakkale entre otras.   En el jardín se pueden ver el impactante sarcófago de Adada.

Museo de Yalvaç: sin dudas deben reservar algo de tiempo para ver este Museo. Alberga piezas únicas, como estatuas de mármol y puertas talladas en madera, estelas funerarias, una estatua de la deidad lunar y un histórico Santo Corán con escrituras bordadas a mano. Fueron halladas hace más de 150 años en Pisidia Antiocheia.

Aquí se pueden ver las famosas cruces de Thar, iconos del cristianismo.  En la sala etnográfica hay algunas piezas notables como armas decoradas con perlas, bordados con hilos de oro y plata y elegantes vestimentas típicas. En el jardín se exponen esculturas, altares y estelas funerarias. Si lo visitan en primavera, se deleitarán con los ciruelos florecidos y las rosas de este jardín.

Los entusiastas de la arqueología tienen todavía un poco más para ver: la antigua ciudad de Pisidia Antiokheia; lleva el nombre de Antíoco, y se cree que la muerte de Carlomagno selló el destino de esta ciudad maravillosa que rivalizaba con la de Efeso.

Foto: Cultura de Turquía

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Isparta, Museos de Turquia



Deja tu comentario