Turismo alternativo en Amasra

Atardecer en Amasra

Amasra, en las costas del oeste del Mar Negro, es un lugar privilegiado por la Naturaleza: veranos frescos e inviernos suaves, 250 días de sol al año, con impactantes escenarios como los montes Kure, declarados Parque Nacional y uno de los bosques naturales más bellos y salvajes de Europa.

Este bosque se desarrolla en áreas cársticas, y predominan los árboles de hoja caduca como hayas, castaños, arces y fresnos; también hay alerces y pinos, y algunos arbustos de hoja perenne como el falso laurel; y en las playas, la reina de las flores de la región, el lirio de arena; de hecho, es el único lugar de la costa del Mar Negro en que florece.

Los entusiastas de la Naturaleza y las actividades alternativas tendrán mucho para ver y hacer en Amasra, como por ejemplo la navegación a vela; aquí encontrarán un club náutico y actividades de vela para principiantes y turistas. También se pueden alquilar yates y botes. Les interesará saber que Amasra es el puerto de partida del Rally de Yates del Mar Negro.

Párrafo aparte para las caminatas y la observación de aves: estos paseos por la naturaleza son un verdadero bálsamo para el alma. Hay pistas para todos los gustos, como la de Bedesten a Cevizlik, de 5 Km. de extensión, o la de Çakraz-Mağarası, de 4 Km., y si trajeron sus cámaras fotográficas, podrán capturar imágenes inéditas de garzas y otras especies; en invierno sin dudas disfrutarán de la danza nupcial de los cisnes.

Si han llegado dispuestos a cazar o pescar, están en el lugar indicado: Amasra está rodeada por el mar y tiene un potencial importante en esta materia con posibilidades de captura en las cuatro estaciones del año.

Un lugar especial tiene el submarinismo; las cuevas y fondos de gran belleza son ideales para la exploración, con tesoros intactos, sobre todo en los alrededores de Amasra como Çakraz o Tarlaağzı.  También la exploración de cuevas, como la de Gürcüoluk, y las posibilidades de ecoturismo en las montañas, que atraen un turismo diferente, interesado en la investigación científica de la región.

No dejemos Amasra sin disfrutar de la gastronomía local, en la que las sopas ocupan un lugar central; las más tradicionales son la sopa pumpum, keskek y la sopa de pollo. Podrán saborear los alimentos locales, como trigo bulgur, col negra, remolachas rojas y hojas de parra rellenas, los platos con pescado y postres como el pastel de calabaza, Bazlama que es un panificado y la pastelería de Takuvu.  Si la idea es llevar algo de recuerdo a casa, las artesanías más atractivas son las de madera y los vestidos tradicionales.

Foto: Murat Ohran

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Pequeños pueblos de Turquía



Deja tu comentario