Naturaleza en Kırklareli, región del Mármara

kirklareli

Esta preciosa provincia de Turquía sobre las costas del Mar de Mármara, guarda un impactante patrimonio histórico, cultural y religioso; perro entre los más de trescientos cincuenta lugares para visitar y disfrutar se encuentran sus bellezas naturales, custodiadas por el Monte Yildiz, ideales para el turismo costero, caravanas, camping, deportes acuáticos, caza y ecoturismo.

En sus 50 Km. de playas naturales podemos encontrar la de Kıyıköy, sobre fondo rocoso, verdadero milagro de la naturaleza; ofrece excursiones de pesca y paseos en barco.  Hay una estrecha y larga playa entre Pabuçdere y el mar, en la que se puede acampar durante el verano; en sus orillas hay pequeñas tabernas de pescado y cafés.

Otra playa es İğneada, a 25 Km. de Demirköy; tiene 40 a 50 metros de ancho y 10 Km. de largo y está rodeada de encantadores espacios naturales para explorar.  Visitemos también Kastros, de arena fina, con 500 metros de largo y 200 de ancho, custodiada por bosques al norte y al sur. Aquí se puede acampar y cuenta con tienda, restaurante, buffet, aseos, jardín de té y agua potable en la playa.

Los entusiastas de la naturaleza se encontrarán a gusto: Kırklareli alberga espectaculares espacios naturales, como la Reserva Natural de Körfezi, ubicada en el golfo de Kiyikoy: es muy fácil llegar por la carretera Estambul-Kirklareli, ya que se encuentra a sólo 48 Km. de Vize. Es un bosque de pinos negros único en la región de Tracia, acompañados por robles, fresnos, hayas, abedules y alisos.

El bosque es el hogar de mamíferos como corzos, lobos, chacales y otros de fina piel como la marta, el zorro y el conejo. Otro espacio privilegiado es el Parque Natural del Lago Saka, en el pueblo de Sivriler, a 26 Km. de Demirköy.  Es un bosque de 1.343 hectáreas que alberga raras especies vegetales y animales.

Un paseo inolvidable son las cavernas de Dupnisa, en Demirköy.  Se encuentran a 5 ó 6 Km. de la ciudad.  Es un sistema de tres mil doscientos metros de longitud con tres entradas; la primera nos recibe con sus primeros mil metros cubiertos de agua; se trata del arroyo Rezve, que sirve de frontera entre Turquía y Bulgaria. La segunda entrada es seca y se abre en dos ramas de 300 a 400 metros de longitud. La tercera entrada es la Cueva Kiz y comienza ¡con una pendiente de 60°!

Queda mucho en el tintero, como el área de ornitología de İğneada, en la cuenca del Mármara, el lago artificial Büyükçekmece o las rocosas islas costeras de islas Şile.

Es muy fácil llegar a Kirklareli por carretera y ferrocarril; no dejemos el lugar sin adquirir las artesanías tradicionales en madera y textiles, y tampoco sin probar la deliciosa gastronomía local en base a productos lácteos, como los quesos, el yogur de leche de oveja, y kebab de codorniz.

Foto: Ministerio de Cultura de Turquía

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Kirklareli, Naturaleza en Turquia



Deja tu comentario