Bartin, para todos los gustos, todo el año

bartin

Bartin es una provincia ubicada sobre el Mar Negro; nos espera con la ciudad de Bartin su capital y casi 400 lugares de importancia histórica, cultural o patrimonial, en el marco de un paisaje espectacular y el templado clima del Mar Negro, que invita a visitar Bartin todo el año.

Es muy fácil llegar a Bartin, ya que se encuentra conectada por carretera con todo el país; la estación de tren y Aeropuerto más próximos están en Saltukova, en Zonguldak, a 38 Km. de la capital.

Hay muchísimo para ver y hacer en Bartin.  Los entusiastas de las ruinas y ciudades antiguas pueden visitar la mítica región histórica de Paflagonia, y continuar con las iglesias y castillos, con atractivos únicos en el mundo como el Monumento de la carretera Kuşkayası y la caverna en el centro de la ciudad.

Si prefieren la vida de playa, les informamos que aquí se encuentran las mejores playas del oeste del Mar Negro; además tiene una intensa vida deportiva, con sus marinas a las que llegan yates de todo el mundo.  Si adoran el mundo marino, les informamos que aquí se construyen las goletas de madera más bonitas de Turquía, y se cree que en Kurucaşile, un lugar increíble donde las montañas llegan hasta el mar, ¡se fabricó el primer barco de madera del mundo!

Los que buscan el contacto con la exuberante naturaleza de Turquía se sentirán a gusto: aquí pueden disfrutar de varios parques naturales, como el Parque Nacional de las Montañas Kastamonu Kure, al oeste del Mar Negro, conectado por carreteras con Zonguldak y Bartin, ideal para la observación de aves y animales y con lugares fantásticos como las Cascadas Ilica, los cañones Valla y Aydos y la cueva de Ilgarini.

Otras cuevas para visitar, fuera de este parque, son las de Gürcüoluk en Çakraz, que es buscada por sus propiedades para aliviar el asma, y la cueva Sipahiler en Kayadibi con maravillosas formaciones de estalactitas, estalagmitas, travertinos y bulbos.

Bartin es una provincia ideal para la práctica de deportes, como senderismo, caza, pesca y buceo, ya que su geografía amesetada y cubierta de bosques presenta una belleza natural y escénica muy atractiva para los visitantes. Aquí se puede practicar en temporada caza mayor y caza menor en lugares como Uluyayla, el área rural de Kurucaşile o Turanlar; en cuanto a la pesca con línea, hay varias y preciadas especies de peces azules, atunes y dorados.

No dejemos Bartin sin saborear su deliciosa gastronomía, en la que predominan la carne, vegetales y aceite de oliva; si la idea es llevar algo de recuerdo a casa, son famosos sus pañuelos pintados a mano y tallas en madera. No olviden visitar las artísticas casas otomanas del movimiento liderado por Fermanı Tanzimat.

Foto: Ministerio de Cultura de Turquía

Imprimir

Categorias: Bartin



Deja tu comentario