El Palacio de İshak Paşa, en Agri

Palacio de Ishak Pasa

Este magnífico complejo es uno de los mejores ejemplos de palacios históricos de Turquía; fue construido a mediados del siglo XVII en la cima de una colina, desde donde se obtienen bellísimas vistas del monte Ararat. De hecho, es el más famoso de los palacios construidos después del célebre Topkapi en Estambul.

Se encuentra a 5 Km. al este de Dogubeyazit y es la última gran estructura monumental del Imperio Otomano. Muy valioso desde el punto de vista artístico y arquitectónico, lleva una inscripción en su frente que nos revela que el harén fue construido en 1784.

Emplazado sobre un terreno duro y rocoso, a pesar de que se hallaba en el centro de la antigua ciudad de Beyazit, sus lados norte, oeste y sur son empinados y en pendiente; sólo hacia el este, donde se halla la entrada, el relieve se torna más plano. Por otra parte, el lado Este es el más estrecho de los cuatro y el menos defendido.

A medida que se desarrollaban las armas de fuego, los palacios construidos en épocas anteriores dejaron de ser útiles como estructuras defensivas; este palacio no es muy diferente a otros construidos en Estambul y otros lugares de Anatolia, pero es uno de los pocos palacios históricos que han llegado hasta nuestros días.

El Palacio Ishak Pasha comenzó a construirse en 1685, bajo el reinado del II Paşa İshak del Çildıroğulları; abarca una superficie de 115 metros de largo y 50 de ancho, tiene dos plantas y trescientas sesenta y seis habitaciones que se disponen alrededor de dos patios. Encontraremos las habitaciones de los hombres, la mezquita, la cocina, el baño, las habitaciones de las mujeres, el salón de ceremonias y espectáculos, los talleres, la sala de municiones, mausoleo y panadería.

Se destacan sus puertas con arcos y el diseño interior de las puertas, ventanas, armarios, chimeneas en cada habitación, y armarios; poseía calefacción central y sus paredes estaban decoradas con coplas y versos del Corán con los elementos decorativos de la caligrafía turca. Una de sus características más notables es la mezcla de estilos, ya que aquí podremos encontrar elementos otomanos, persas y selyúcidas, como por ejemplo en las piedras labradas de la fachada oriental.

El mausoleo, construido al estilo selyúcida, con cúpula, es de dos pisos, planta octogonal y paredes decoradas con motivos geométricos. Aquí descansan los reyes y sus parientes.  El Palacio Ishak Pasa se levanta en medio de un territorio desolado; es una visión sobrecogedora y está envuelto en leyendas que agregan más intriga a su misteriosa historia.

Foto: Cultura de Turquía

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Agri



Deja tu comentario