Visitando Gömbe y el Lago Girdev

gombe

En el distrito de Mugla, Gömbe no es un sitio muy visitado por extranjeros, a menudo los turistas que llegan se equivocaron de ruta o a lo mejor van camino al Lago Girdev o a las Montañas Akdağ pero es un lindo lugar donde hacer un alto en el camino.

Las construcciones son tradicionales y la vida transcurre sin apuros ni necesidades de atraer a los turistas. Los habitantes son una minoría no musulmana conocida como los «cortadores de madera» o Tahtacis.

Para quedarse hay algunas pensiones baratas que por su estilo tradicional son muy acogedoras, hay algunos restaurantes que tienen buenos precios y son muy cómodos. Si se encuentra perdido lo mejor es tomar un bus hasta Kaş o Elmali.

Al estar en una posición estratégica entre los pueblos cercanos a las Montañas Tauro, a fines de cada verano llegan a Gömbe desde todos estos pueblos para comerciar, en este momento es cuando se puede decir que la ciudad revive y se puede probar el helado de nieve o Pekmez, hecho con la nieve de las Montañas Blancas mezclada con jugo de uvas, la nieve es traída desde 3000 metros de altura en forma artesanal.

Para las familias de Turquía que viven en la Costa Turquesa es el lugar de vacaciones preferido desde hace años, para escapar al calor de las playas, ya que si bien hace calor y se nota que es verano, por la noche necesitará pijama y frazada.

A 25 kilómetros al sur de Gömbe y 50 kilómetros al este de Elmali, se encuentra el Lago Girdev, las carreteras para llegar no están en las mejores condiciones, pero vale la pena por la belleza de los paisajes que ofrece desde su ubicación a 1880 metros de altura, los colores definidos,  en los campos varios tonos de verde y en las montañas Akdağ que parecen bicolores, marrones en la ladera oeste y grises en la este.

En el lago no hay muchas construcciones, perdidas entre las montañas encontrará algunas casitas de cazadores o algunos pastores cuidando su rebaño de cabras u ovejas. Hacia el norte hay ruinas de construcciones Licias, que si bien no son muy importantes, permiten ver cómo la necesidad de urbanización y crecimiento de las ciudades también se hacía sentir en aquellos lejanos lugares y tiempos.

La afluencia de aguas es estacional, aunque tiene un río que desemboca en el lecho del lago, pero es tan delgado que no llega a llenar nunca este espacio.

Foto: Vía Panoramio

Imprimir

Categorias: Naturaleza en Turquia



Deja tu comentario