Koycegiz, el lago y los baños de barro

Lago Koycegiz

La carretera desde Mugla hasta Fethiye bordea el lago Koycegiz, a cuyas orillas se encuentra la ciudad del mismo nombre; sin embargo, tanto la ciudad como el lago aparecen en forma inesperada frente a los ojos del turista. Es una ciudad pequeña con un rico patrimonio histórico, cultural y natural.

Esta hermosa región está poblada desde los tiempos más remotos; las excavaciones arqueológicas han revelado huellas de 3.400 años antes de nuestra era. Aquí vivieron representantes de todos los pueblos y la antigua ciudad de Kaukos, al borde del lago, fue uno de los puertos más importantes por encontrarse entre los mares Egeo y Mediterráneo.

El lago es alimentado por las aguas abundantes de los siete brazos de un arroyo que fluye desde las montañas y drena en el Mediterráneo, a través del estrecho deDalyan, de diez kilómetros de largo. Este particular paisaje confunde a muchos turistas que, si no tienen un mapa a mano, no saben cuál es el lago y cuál es el Mediterráneo… Sin embargo es muy fácil darse cuenta: el lago y el canal son los que están bordeados de juncos.  En el borde del estrecho está la laguna Sülüngür, de agua dulce y salada. Aquí por ejemplo desova la lubina, y hay una hermosa playa de 5,5 kilómetros de largo.

En medio del lago está la pequeña isla de Hapishane Adasi; antigua prisión militar, alberga los restos de un castillo genovés.  Es conocida también como Isla de los Amantes, ya que aquí se refugiaron dos amantes cuyas familias no aprobaban el romance, pero fueron mordidos por una serpiente y murieron.  Lugar ideal para los entusiastas de la fotografía, la pesca y los deportes acuáticos; imaginen abordar un barco pequeño en la tarde o la noche y dar un paseo romántico bajo las estrellas…

El nombre de la ciudad, Koycegiz, alude a la abundancia de agua, inclusive subterránea, que permite que los cultivos nunca se sequen.

El centro de la ciudad está a orillas del lago y es un destino turístico para todo el año.  El lago está bordeado por un sendero que permite dar toda la vuelta, al este está la playa y detrás los bosques de sigla, y lugares para comer y descansar.  Por la noche cobra nueva vida, cuando se pueblan sus bares y restaurantes: hay mesitas en las calles, los precios son económicos y la comida es buena, y no hacen diferencias entre locales y visitantes.

No se puede visitar Koycegiz y no tomar uno de los famosos baños de barro del canal y el lago, combinados con aguas termales sulfurosas.   Constituyen una verdadera atracción turística y son un espectáculo colorido y lleno de movimiento, pues además de hacer bien a la piel representan la oportunidad de pasar un momento divertido.

Foto: vía Flickr

Imprimir

Categorias: Naturaleza en Turquia



Deja tu comentario