Los históricos baños Cemberlitas, en Estambul

Baños de las mujeres

El hammam o baños de Cemberlitas están ubicados entre los monumentos más importantes de Estambul; por ejemplo se encuentran justo al lado del monumento de Vezirhan erigido por Constantino entre los años 324 y 327. Frente a los baños se encuentra el complejo de Koprulu Mahmud Pasa, que abarca la mezquita, la escuela y el mausoleo, y a otro de sus lados está el edificio de la antigua Universidad. Otros vecinos famosos de los baños son la tumba de Sultan Mahmut II, la Biblioteca de Koprulu y la mezquita Atik Pasa entre otros.

Estos baños fueron creados la esposa del sultán Selim II, Nurbanu, con la finalidad de obtener recursos para sus obras de caridad en Toptas, y es una de las muchas obras del arquitecto Sinan construidas en 584.
En realidad fue planeado como dos baños idénticos, uno para hombres y otro para mujeres; el de los varones tenía la entrada sobre la calle Vezir Han y actualmente hay que bajar una escalera de por lo menos diez escalones. La entrada del baño de las mujeres antiguamente se encontraba sobre la calle Divanyolu, junto a la tumba del sultán Mahmut, pero actualmente se utiliza la misma entrada aunque se debe tomar una puerta lateral.

La estructura inicial de los baños fue modificada a partir de reformas en las calles adyacentes, pero se conservan perfectamente las grandes bóvedas que antiguamente se iluminaban desde la cúpula superior.
Los baños de agua caliente tienen un diseño bastante innovador para la época; exteriormente tienen forma de cuadrado, pero el interior es circular, basado en doce columnas que lo convierten en realidad en un polígono de doce lados. Los cubículos para los baños son abovedados, y se encuentran separados del área principal por unas paredes de mármol con forma de tulipán, cuya iluminación proviene de unos enormes globos de cristal que esparcen la luz en todas direcciones.

Realmente el arquitecto Sinan supo combinar en estos baños funcionalidad, elegancia y tranquilidad sin abandonar su estilo básico, bastante despojado; se debe decir que estos baños y su particular arquitectura son un punto focal para investigadores, universidades, fotógrafos, directores de cine y multitud de entusiastas y curiosos de Turquía y de todo el mundo.

Si la idea es tomar un auténtico baño turco, habrá que experimentar con el hammam Cemberlitas; estos baños ofrecen cubículos con agua fría y caliente, llamados havlets, servicio de masajes, y descanso; una sesión de baños dura aproximadamente una hora u hora y media, pero no hay limitación de tiempo.

Foto: Vía Flickr

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Estambul



Deja tu comentario