Artvin, la naturaleza y los rapidos del rio Coruh

Yusufeli

Dividida por el río Çoruh, al noreste de Turquía, cerca de la frontera con Georgia,  está Artvin,  que posee las bellezas más vírgenes de Turquía: montañas de casi 4000 metros de altura con lagos y valles de un verde inigualable, y construcciones antiguas como puentes y castillos de piedra, fuentes e iglesias escondidas entre las montañas y casas caucásicas.

El Valle del río Çoruh se encuentra entre montañas escarpadas e inexpugnables como la Kackar. Este río la recorre más de 150 kilómetros hasta desembocar en el Mar Negro. Es uno de los más rápidos del mundo y es visitado por deportistas de todas partes para disfrutar de los deportes náuticos típicos de estos torrentes escarpados y por alpinistas que buscan conquistar la cima del Kackar. La fauna que frecuenta este río, son buitres rojos, osos grises, cabras de montaña, jabalíes, lobos, zorzales y palomas entre otras especies que llaman a ornitólogos de todo el mundo para estudiarlas en su hábitat natural.

Los pueblos en las orillas, son un ejemplo de las culturas de Anatolia Oriental y del Mar Negro; en la aldea Yaylalar se puede contratar un guía que le ayude a escalar la montaña. En estas aldeas se organizan excursiones para sortear los rápidos y descubrir los monumentos escondidos entre los bosques, una de las más interesantes es la de Çamlikaya a Tekkale, en la salida plantaciones de arroz y jardines de verduras y frutas en las márgenes del río; ésta pasa por la aldea de Alanbaðy donde se puede acampar cerca de uno de los arroyos.

Luego el río se vuelve más rocoso, si no le gustan los rápidos difíciles puede hacer el recorrido en auto desde la aldea, pero desde el río verá un puente de piedra, una torre de reloj muy antigua que indica que se está próximo a llegar a Cevreli, un pueblo con escuelita y un camping.   Si lo prefiere,  puede seguir siete kilómetros hasta el final del recorrido, la aldea de Tekkale, donde encontrará hoteles para alojarse.  Aquí en el pueblito puede contratar un guía para que le muestre los orgullos del lugar: el Dörtkilise histórico y una iglesia georgiana medieval. Si le gusta pescar: trucha (alabalik) moteada en el arroyo cercano a la iglesia.

En Artvin no se puede perder, si llega en Junio, las luchas de toros, sin torero, toro contra toro en la arena del festival de Kafkasör con música, danzas y una multitud de turistas que se unen para disfrutar de este particular espectáculo.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Categorias: Naturaleza en Turquia



Deja tu comentario