Pergamo, donde se invento el pergamino

Bergama

En la provincia de Izmir se encuentra la ciudad de Pergamon o Bergama;  fue el centro de la cultura Helenística durante 150 años, construida por Eumenes II como reflejo de Atenas, adornada con maravillosas obras de arte. Desde el centro, en torno a la plaza de Atatürk, esta pintoresca ciudad, revela su encanto; el barrio del bazar, el mercado cubierto, las callejuelas de la antigua Bergama y las ruinas de la acrópolis gobernadas por la imponente mirada de una abrupta colina.

En Pérgamo se inventó el pergamino. En el año II a.c. en la biblioteca de la ciudad, que no tenía nada que envidiarle a la de Alejandría, durante la época en la que el papiro era difícil de conseguir, los pergamenos descubrieron que sobre la piel curtida de cabras y ovejas se podía escribir igual que sobre el papiro. Como la piel era muy gruesa, la trataron cortándola y doblándola hasta que lograron que fuera más fácil de manipular que el tradicional “volumen”.

Al entrar a la ciudad, por la calle principal, encontrará la plaza con el museo que tiene un caballo de mármol que formaba parte del altar de Zeus, aunque los mejores objetos artísticos y ruinas se encuentran en el Museo del Pérgamo en Berlín.

El Asclepeion a 2 kilómetros del museo hacia el oeste, tiene una zona militar donde está prohibido tomar fotografías y una zona libre para el turismo donde están las ruinas de un sorprendente sanatorio del siglo IV a.c. dedicado al dios de la medicina, Asclepios (Esculapio para los Romanos) donde trabajó el famosísimo Galeno. Un baño, teatro y una biblioteca completan el edificio.

Para llegar a la acrópolis, lo mejor es caminar desde la ciudad vieja. Los bellísimos edificios y las vistas del lugar son maravillosos. Se destacan: las fortificaciones; un lago artificial, utilizado para regar las zonas cercanas; el monumento funerario Heroón en honor a los reyes divinizados; el templo de Atenea, con una magnifica vista del teatro; la vía sagrada, una avenida con matorrales de los que cuelgan papelitos con promesas; el templo de Trajano, los pórticos y la explanada de mármol blanco; el impresionante teatro, con sus gradas de 50 metros de alto con 78 escalones donde la pendiente es casi vertical,  y templo a Dionisos.

Para finalizar un paseo casi romántico por las ruinas del ágora, el gimnasio y los pedestales de las estatuas de mármol que se descubren entre la vegetación.

Foto: Wiki Commons

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Pergamo



Deja tu comentario