El increible Monasterio de Sumela

Monasterio de Sumela

El Monasterio de Sümela es uno de los lugares más interesantes y bellos que nos puede ofrecer Turquía. Ni la belleza de sus paisajes, ni la historia que rodea a todo el país, es algo nuevo. Pero este lugar es un centro de atracción de turistas, a pesar de las complicaciones que conlleva el llegar hasta allí.

El monasterio de Sumela se encuentra ubicado al sur de la provincia de Trabzon, en el Mar Negro. El monasterio está dentro del Parque Nacional Altındere, siendo la mayor atracción turística del lugar.

Pero lo que convierte a este monasterio en un majestuoso lugar, es que se encuentra a 1.200 metros de altura, enclavado en un acantilado. De esta forma el monasterio brinda una visión única sobre el valle Altındere.

Monasterio de Sumela

El monasterio cuenta con unas 72 habitaciones en su interior, y está repleto de obras de arte de orden religioso, tanto en su interior como en la fachada del monasterio . Su arquitectura data de los siglos XII y XIV y es por demás llamativa.

El monasterio se encuentra cerca del río Oro, famoso por las enormes truchas que viven en él. Una de las desventajas con que cuenta este centro turístico es el acceso al mismo: hay que caminar entre tres y cuatro horas, por un camino bastane empinado. Existe una alternativa para llegar caminando media hora aproximadamente, accediendo en coche parte del tramo.

Pero tiene a favor la belleza del lugar, que hace más llevadera la caminata. Pese a la caminata los turistas no se arrepienten de visitarlo.

La historia de este monasterio está cargada plenamente de religiosidad. En el año 385 la Virgen María se les apareció a los monjes griegos Sofronio y Bernabé, quienes guiados por las instrucciones de la Virgen llegaron a la ermita y fundaron allí el monasterio.

Tras la muerte de los monjes en el año 412, fueron venerados como santos y sus restos descansan en el interior del monasterio. Desde entonces este lugar ha sido centro de peregrinaciones, que varios líderes como Justiniano y el sultán otomano Mohamed II han ayudado a su mantenimiento y protección.

Sin lugar a dudas es uno de los monumentos turísticos que no se debe dejar de visitar al viajar a Turquía.

Foto 1 Vía: Flickr

Foto 2 Vía : Wikipedia

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Trabzon



Deja tu comentario