Ankara, entre Oriente y Occidente

Ankara - mezquita de Kocatepe

Con un mosaico de colores provenientes de las sedas, tapices y los hermosos bazares que adornan la ciudad, el aroma de sus peras, su miel y la uva moscatel; la belleza de sus cabras de pelo largo, las famosas cabras de Angora que proporcionan la preciada lana mohair; su raza exclusiva de gatos, los elegantes y misteriosos gatos de Angora y sus conejos blancos, Ankara se convirtió en octubre de 1923 en la nueva capital de Turquía, reemplazando a Estambul (la antigua Constantinopla), apenas unos días antes de que finalizara la guerra de la independencia.

El haberse convertido en capital dividió la ciudad en la zona vieja, llamada Ulus, y la nueva, denominada Yenişehir. Los edificios de antigua arquitectura romana, bizantina y otomana, y las calles estrechas y sinuosas que caracterizan la zona antigua, permiten hacerse una idea acerca de cómo era el pequeño pueblo de Ankara antes de ser elegido como la capital del país.

La zona nueva, desarrollada en torno a Kizilay, es una ciudad moderna, con anchas calles, donde se encuentran los servicios de hotelería, entretenimientos, compras y altos edificios. Las oficinas gubernamentales y las embajadas extranjeras también se encuentran aquí. El nombre de Ankara proviene, según cuenta la leyenda, de Ancira (ancla), una de las palabras más antiguas de estos pueblos, amantes del mar. Es también, la cuna del vino: hace dos mil años nacía esa palabra en la ciudad y de aquí salieron al mundo los viñedos.

Ankara - monumento

Mausoleo de Ataturk

Aloja varias universidades, la Biblioteca Nacional, el Museo Arqueológico, el Museo Etnográfico y el Museo de las Civilizaciones Anatolias donde se puede ver la inmensa muestra de las distintas culturas que han habitado Turquía; el mausoleo de Kemal Atatürk, padre de la independencia turca, también está ubicado en esta ciudad.

Ankara se ha convertido en una importante ciudad comercial e industrial de Anatolia, una posición privilegiada a medio camino entre oriente y occidente. Se encuentra estratégicamente en el centro de las redes de autopistas y ferrocarriles por eso se puede llegar a ella sin mayor viaje desde cualquier punto de Turquía; desde Estambul parten trenes cada 15 minutos.

Con sus más de cuatro millones de habitantes, es la segunda ciudad más poblada del país, ubicada en uno de los lugares más secos de Turquía, rodeada por una vegetación de estepa, debido al duro y en ocasiones extremo clima, con inviernos muy fríos en los que abundan nevadas y veranos secos muy calurosos; las estaciones lluviosas son la primavera y el otoño.

Para saber más sobre la ciudad

 

Foto: vía Panoramio

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Ankara



Deja tu comentario