Ulu Camii, la Gran Mezquita de Bursa

Ulu Camii

En la interesante y hermosa ciudad de Bursa, encontramos un sinfín de lugares de interés para el turista. No obstante, si podemos destacar un edificio como lugar emblemático y foco de todas las miradas, ese es, sin lugar a dudas, Ulu Camii, o lo que es lo mismo, la Gran Mezquita de Bursa.

Este templo es el templo más grande de la ciudad, el cual se encarga de mostrar la arquitectura otomana inicial, aunque lo cierto es que también muestra cierto resquicio de las construcciones con estilo selyúcido. Está ubicado en el casco antiguo de la ciudad, un lugar ideal para encontrar esta pieza clave de la arquitectura de Bursa.

Fue construida por Ali Neccar allá por el año 1396. Tardaría unos 4 años en levantar el templo, siguiendo siempre las órdenes del entonces sultán Beyazid I. Tras ese tiempo, la Gran Mezquita de Bursa comenzó a brillar como un templo sagrado lleno de belleza. Un edificio rectangular con hasta veinte cúpulas que se distribuyen en cuatro filas y que están sujetas por preciosas columnas.

El número de cúpulas no es casual; y es que al parecer, Beyazid I quiso que fueran 20 para conmemorar las veinte mezquitas independientes que el sultán prometió construir al ganar la Batalla de Nicópolis.

En el interior de la mezquita se encuentran 192 inscripciones monumentales que cubren los muros y que están escritas por calígrafos famosos de ese periodo. Estas inscripciones hacen que la mezquita cuente con uno de los mayores ejemplos de caligrafía islámica del mundo.

En el interior también se encuentra la fuente conocida como Sadirvan. Es el centro del templo, un lugar en el que los fieles practican el abdesto antes de rezar. La fuente está cubierta por una gran cúpula en la parte superior, la cual cuenta con un tragaluz que hace que esta parte en concreto esté fuertemente iluminada; y es que la fuente refleja la luz y ayuda a iluminar así el resto de la mezquita.

Este juego de cúpulas, diferentes espacios e iluminación, hacen que podamos observar como las mezquitas de esta etapa eran lugares en los que se intentaba crear un ambiente tranquilo, sin demasiada ostentación. Esto cambiará; y es que las mezquitas posteriores creadas durante el imperio otomano, comenzarán a verse como grandes templos que intentan tener fachadas con demasiada presencia vertical, haciendo por tanto que los interiores sean mucho más amplios y fríos.

Para seguir conociendo Bursa:

Foto vía: english.upenn

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Bursa



Deja tu comentario