Gálata, un puente sobre el Cuerno de Oro

Puente Gálata en Estambul

El Cuerno de Oro es el estuario que se ubica en la entrada del estrecho del Bósforo, el cual divide la ciudad de Estambul. Se trata de un precioso puerto natural de medidas espectaculares, el cual ha sido objetivo de griegos, romanos, bizantinos y otomanos.

Este gran Cuerno de Oro está en la actualidad atravesado por cuatro puentes, los cuales pueden acercarnos a los distintos puntos de la grandísima ciudad. Así, encontramos el puente de Haliç, o el conocido como el puente del Cuerno de Oro, Eski Gálata, o viejo puente Gálata, puente de Atatürk y el más famoso de todos el puente Gálata.

Antes de seguir hablando del puente más turístico de Estambul, conviene añadir un apunte histórico. Al parecer, en 1502, el sultán Bayaceto II encargó un puente sobre el Cuerno de Oro al mítico Leonardo da Vinci. Este artista reconocido diseñó así un puente de un solo vano de 240 m de longitud. Aunque no se construyó, en 2006, muchísimo tiempo después, el primer ministro turco recuperó el proyecto, por lo que no es extraño que en poco tiempo podamos ver terminada una obra que pertenecería a esta personalidad tan destacada del Renacimiento italiano.

En cuanto al puente de Gálata, es el encargado de unir el barrio Eminönü (Vieja Estambul) con la zona de Gálata, que es la más frecuentada por los turistas. Asimismo, es el puente más adecuado para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad. Por tanto, es el más frecuentado por los turistas.

El Puente Gálata es basculante y tiene unos 490 metros de longitud. Muchos dicen que no une diferentes zonas de la ciudad, sino que también es un puente simbólico capaz de unir diferentes culturas.

Al cruzarlo, podemos parar en la parte inferior del puente, donde encontraremos un sinfín de restaurantes y cafeterías, en los que poder tomar un café o degustar algunos de los pescados más frescos de toda la ciudad; y es que aquí, en estos restaurantes, vienen muchos pescadores intentando vender el género más fresco. Una delicia para nuestro paladar. Sin duda un monumento interesante que además se ha convertido, a lo largo de los años, en un símbolo indiscutible de la ciudad.

Otros enlaces de interés:

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Estambul



Deja tu comentario