La antigua ciudad licia de Janto

Janto en Turquia

Janto era una antigua ciudad de Licia, un lugar que actualmente forma parte del Patrimonio de la Humanidad aportado por Turquía.

Esta ciudad ya estaba habitada en el siglo VIII a.C y lo cierto es que durante su historia, fueron muchas las civilizaciones que pasaron por ella. Así, este centro comercial y cultural de los licios, los cuales la conocían como Arñna, fue ocupada más tarde por los persas, macedonios, griegos y romanos.

Si bien es cierto que los restos arqueológicos de este lugar son muchos y de lo más variados, hay que destacar que lo que le confirió tantísima fama fue su complejo funerario, ubicado al norte de la acrópolis. El primero de los monumentos funerarios está datado en torno al 540 a.C. Se trata de una enorme pilastra que aguanta una tumba, una pilastra que por su decoración ha recibido el nombre de “El león”. No se sabe muy bien quien descansaba allí, pero los arqueólogos aseguran que podría ser un miembro de la casa real de Janto.

Otro de los lugares más importantes de este asentamiento es la conocida como Columna Inscrita. Esta columna es antigua, mucho, pues está datada entre el 430 y el 410 a.C, pero lo cierto es que lo que llama la atención de la misma es una larguísima inscripción licia que todavía a día de hoy no ha podido ser descifrada con claridad. Podemos decir que es uno de los principales textos de esta lengua que desapareció hace muchísimo tiempo y de la que poco queda.

En el sureste de la ciudad fue donde se encontró el Monumento de las Nereidas, que para el que no lo sepa se trata de un edificio sepulcral que fue descubierto en Licia hace muchos años y que hoy descansa totalmente reconstruido en el Museo Británico de Londres.

Siguiendo con los monumentos funerarios, también destaca el Monumento de las Harpías. Se trata de una pilastra funeraria levantada entre 480 y 470 a.C. y situada entre el teatro y el ágora. El monumento se forma por una base maciza sobre la que se alza un monolito de más de seis metros de altura. Es justamente encima de este monolito donde encontramos la cámara funeraria.

Si bien es cierto que podemos observar la estructura, hay que destacar que en su origen, la misma iba cubierta por unas placas con relieves marmóreos. Las mismas también se encuentran en Londres siendo sustituidas así por copias en el monumento.

Otros patrimonios turcos:

Foto vía wkp de Carole Raddato

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Antiguas ciudades



Deja tu comentario