Viajar a Turquía: información y documentación

pasaporte-visado

La República de Turquía es un país bicontinental, emplazado en Asia y Europa. Se extiende por toda la península de Anatolia y Tracia, en la península de los Balcanes.

Es su posición estratégica la que durante la historia la ha situado en diferentes conflictos entre culturas y civilizaciones. No obstante, en la actualidad, esa situación entre los dos continentes es la que posibilita unas conexiones tan buenas a nivel internacional.

Llegar a Turquía es relativamente fácil. Cuenta con unos 8 aeropuertos internacionales, que además tienen rutas con la mayor parte de las principales ciudades del mundo.

Así, volar hasta Estambul, Ankara, Izmir o Antalya, será la forma más rápida de acceder al país, pudiendo encontrar diferentes líneas aéreas que operarán regularmente con estos aeropuertos, como Iberia, Turkish Airlines o Swiss Air.

Aunque el avión sea la forma más rápida de acceder a Turquía, lo cierto es que también se puede hacer por otras vías. Por ejemplo, podemos viajar en ferrocarril, destacando el Istambul Express, que cubre la línea entre Alemania y Turquía, pasando por Bulgaria, Serbia y Croacia entre otros.

Además de estas vías ferroviarias, también podemos acceder al país mediante autobús. Evidentemente también podemos hacerlo en coche.

Por último, hay que añadir que Estambul cuenta con líneas marítimas que la acercan a países como Italia y Grecia. Por tanto, viajar en barco hasta la República es posible.

  • Documentos necesarios para viajar a Turquía

Los ciudadanos españoles podrán entrar o salir del país bien con pasaporte o con el Documento Nacional de Identidad en vigor y con una validez mínima de tres meses.

Es importante saber que la entrada a Turquía desde Irán, Irak y Siria, tan sólo podrá hacerse con el pasaporte en vigor junto a un visado.

Desde el pasado mes de diciembre, no se acepta la entrada de extranjeros que no tengan página libre en sus pasaportes.

En cuanto a los visados, es posible obtener un visado de turista para 90 días en el aeropuerto de entrada (tasas de 15 euros), no obstante, este visado no autoriza a trabajar ni a residir de forma permanente en el país.

Es muy importante revisar correctamente que las autoridades sellen nuestros visados a la hora de entrar, sobre todo si accedemos por algunas de las entradas más controladas (Irán, Irak y Siria). De faltar algún tipo de sello, quizá encontremos problemas a la hora de abandonar el país.

  • Salud del turista

No existe ninguna vacuna obligatoria para acceder a Turquía. No obstante, se aconseja, por parte de las autoridades sanitarias, que el turista viaje con una vacuna de recuerdo trivalente contra la difteria, tétanos y poliomieletis.

Además de estas, también son recomendables (según la región a la que viajemos) la de la fiebre tifoidea, hepatitis A y B.

Es conveniente viajar hasta este país con un seguro médico que pueda cubrir los gastos de cualquier tipo de percance. De esta forma no tendremos problema alguno a la hora de ingresar en alguno de los hospitales privados de las zonas turísticas.

Al ser las enfermedades más comunes entre los turistas aquellas que van asociadas a la ingesta de alimentos y bebida, como la fiebre tifoidea o la paratífica, es necesario tener un control absoluto sobre este tema. Hay que ser precavidos, sobre todo en verano, pues los sistemas de conservación no están demasiado desarrollados.

Es recomendable usar y consumir sólo agua embotellada, incluso para lavarnos los dientes. Asimismo, debemos evitar el consumo de cubitos de hielo, pues podrían no estar preparados con agua mineral.

  • Seguridad del turista

Debido a la situación actual en Siria, se desaconseja el desplazamiento a localidades cercanas a la frontera turco-siria.

Otros enlaces de interés:

Foto vía:  viajejet

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Información General, Turquía



Deja tu comentario