Buceo en Turquía

Buceo en Turquia

A pesar de sus maravillosos sitios históricos y de sus famosas ruinas, Turquía también es un destino de playa. La costa del Mediterráneo regala día de sol y brisa marítima en donde es posible practicar deportes acuáticos. Uno de los más populares es el buceo y así es como Turquía se presenta en sociedad también como el lugar perfecto para el submarinismo.

Cada año más turistas llegan a estas latitudes con la intención de disfrutar del mar teniendo en cuenta que en los últimos años Turquía se promociona también como destino de buceo. Además, allí es posible realizar distintas prácticas, desde bucear en cavernas, en forma libre o en paredes bajo el agua.

El turista que desea conocer la vida bajo el mar debe tener algunas cuestiones antes de iniciar el viaje, comenzando con los lugares de Turquía en donde practicar buceo. Ya hemos hablado de algunos: Kas, Balikesir o la isla Cennet. Pero se le suman otros como Alanya, Antalya, Bodrum, Marmara, Fethiye y Gallipoli.

Si bien hay algunos lugares para bucear en el Mar Negro la mayor parte de los sitios dedicados al submarinismo se encuentran en el Mediterráneo y el mar Egeo. La mayor parte de los resortes de la costa sur del país tienen lugares en donde practicar buceo y también ofrecen excursiones especiales para realizar esta práctica. Por lo general, la oferta se complementa con otras actividades deportivas como es el caso del yachting y la navegación. En cuanto a la seguridad, los centros de buceo turcos cuentan con certificados PADI, que siguen estándares internacionales.

En cuanto a la época del año, debido al clima cálido que predomina en Turquía durante todo el año es posible practicar buceo en cualquier mes sin embargo algunas estaciones son más favorables. La temporada alta de buceo comienza en el mes de abril, momento en el que las aguas del Mediterráneo en la costa turca alcanza los 18 grados centígrados. Sin embargo, en agosto alcanza su punto máximo pues entonces las temperaturas del agua llegan a los 30 grados centígrados.

Si bien la vida acuática es muy atractiva en las costas del país, habrá que tener en cuenta que no es tan rica como la del Caribe o el Mar Rojo. Así y todo, bajo el agua será posible apreciar distintas especies de peces, pulpos y otras criaturas, resultando en una experiencia similar a la que tendríamos en la costa de España. Sin embargo, allí también es posible disfrutar de los rastros del hombre en las profundidades, al menos si se practica el buceo en los alrededores de un barco hospital hundido de la época de la Segunda Guerra Mundial.

¿Los precios? Bucear en Turquía cuesta unos 30 euros el día. Incluye dos sumersiones y el almuerzo.

Foto Vía: Turktour

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Playas de Turquía



Deja tu comentario